sábado, 29 de diciembre de 2007

"LA ROBRA" EN LA PRENSA

(Publicado 27/12/2007)
- M. J. G. -


EL CABACO

PARTICIPAN CERCA DE 50 JÓVENES

Cerca de 50 jóvenes descendientes de El Cabaco celebraron en la jornada de ayer la Fiesta de los Mozos, tradición antiquísima del municipio que cada año cuenta con la participación de mozos y mozas procedentes de toda la geografía española.

En esta ocasión, la fiesta comenzó en la noche del pasado martes, día de Navidad, cuando los jóvenes se dieron cita para cantar la alborada por las calles del municipio al son de la música del tamborilero local Agustín.

En la mañana de ayer tuvo lugar la petición del aguinaldo a todas las familias de El Cabaco, que colaboran de esta forma con los jóvenes dándoles dinero, productos navideños e incluso embutidos. Antiguamente era costumbre dar legumbres y todo tipo de productos alimenticios en lugar de dinero.

Tras el aguinaldo, los jóvenes se prepararon para asistir a la celebración eucarística, presidida por los dos alcaldes de mozos (Rubén Rodríguez García y Carlos Mata Hernández) ataviados con la tradicional capa, que este año han estado acompañados por dos alcaldesas (Nadia Mora y Scherezade Romero).

Los alcaldes son los encargados de organizar todos los actos de esta Fiesta de los Mozos, que ayer también contó con un recorrido por los bares de la localidad y con una comida de confraternidad en el restaurante Las Cavenes. Por la tarde continuó la fiesta para todos los jóvenes, que finalizaron la jornada con una cena en la nave multiusos del Ayuntamiento, donde también se celebró la verbena.

Para la organización de esta celebración, los jóvenes de El Cabaco cuentan con la colaboración del Ayuntamiento, que este año ha aportado a esta tradicional fiesta una cuantía económica de 890 euros. "Todos los años colaboramos con los jóvenes para que no se pierda esta tradición", indica el alcalde, Cesáreo Sendín, quien añade que hace tiempo la Corporación municipal decidió aumentar 30 euros al año la ayuda económica para esta fiesta.Por su parte, los dos alcaldes de mozos de este año hacen hincapié en lo importante que es la ayuda del Ayuntamiento para que no se pierda esta costumbre y perdure en el tiempo.

3 comentarios:

Lusitano dijo...

No todo lo escrito a ocurrido como lo cuenta M.J.G. Pero nos hacemos a la idea. Gracias

Anónimo dijo...

La tradición no lo es todo en esta fiesta. Se debería volver al sentido que tenia en sus orígenes. Y no dejar pasar por alto que solo se viene a la fiesta a beber, a tirar petardos y a respetar muy poco a los cabaqueños. Cánticos penosos, mozos descontrolados, broncos y embriagados y sabéis a lo que conllevara todo, a la desaparición y al enfado de los vecinos que ven mas parecido a un botellón que a una fiesta con raíces. J.S.S

Anónimo dijo...

Ocurre como en todo,para que una tradición no se pierda lo principal y más importante es que se respete a todo el mundo.Y sobre todo respeto entre ellos,sino estás de acuerdo desaparece y haz la fiesta por otro lado,y antes de hacer las cosas piensa si puede molestar o no, vamos que lo de ir de Atila ya está pasado.